Conectarse

Recuperar mi contraseña

Compañeros

Crear foro
Crear foro




Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Últimos temas
» User Del Mes Diciembre 2017
Miér Nov 15, 2017 2:02 am por Pinkie Pie

» que opinas de mi avatar "juego"
Mar Nov 07, 2017 4:51 pm por Simon Petrikov_Rey Helado

» estas baneado por que.....
Mar Nov 07, 2017 4:49 pm por Simon Petrikov_Rey Helado

» User Del Mes Noviembre 2017
Miér Nov 01, 2017 1:46 pm por Simon Petrikov_Rey Helado

» User Del Mes Octubre 2017
Dom Oct 01, 2017 8:16 am por Simon Petrikov_Rey Helado

» User Del Mes Septiembre 2017
Lun Sep 04, 2017 5:48 am por Simon Petrikov_Rey Helado

» User Del Mes Agosto 2017
Dom Ago 06, 2017 10:22 am por Simon Petrikov_Rey Helado

» User Del Mes Julio 2017
Mar Jul 04, 2017 2:13 pm por Simon Petrikov_Rey Helado

» User Del Mes Junio 2017
Dom Jun 04, 2017 2:24 pm por Simon Petrikov_Rey Helado

Galería


Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario


Albert Einstein y la Relatividad ~ Astronomia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Albert Einstein y la Relatividad ~ Astronomia

Mensaje por Tricksy el Vie Jun 05, 2015 12:05 pm

Según las leyes del movimiento establecidas por primera vez con detalle por Isaac Newton hacia 1680-89, dos o más movimientos se suman de acuerdo con las reglas de la aritmética elemental. Supongamos que un tren pasa a nuestro lado a 20 kilómetros por hora y que un niño tira desde el tren una pelota a 20 kilómetros por hora en la dirección del movimiento del tren. Para el niño, que se mueve junto con el tren, la pelota se mueve a 20 kilómetros por hora. Pero para nosotros, el movimiento del tren y el de la pelota se suman, de modo que la pelota se moverá a la velocidad de 40 kilómetros por hora.

Como veis, no se puede hablar de la velocidad de la pelota a secas. Lo que cuenta es su velocidad con respecto a un observador particular. Cualquier teoría del movimiento que intente explicar la manera en que las velocidades (y fenómenos afines) parecen variar de un observador a otro sería una «teoría de la relatividad».

La teoría de la relatividad de Einstein nació del siguiente hecho: lo que funciona para pelotas tiradas desde un tren no funciona para la luz. En principio podría hacerse que la luz se propagara, o bien a favor del movimiento terrestre, o bien en contra de él. En el primer caso parecería viajar más rápido que en el segundo (de la misma manera que un avión viaja más aprisa, en relación con el suelo, cuando lleva viento de cola que cuando lo lleva de cara). Sin embargo, medidas muy cuidadosas demostraron que la velocidad de la luz nunca variaba, fuese cual fuese la naturaleza del movimiento de la fuente que emitía la luz.

Einstein dijo entonces: supongamos que cuando se mide la velocidad de la luz en el vacío, siempre resulta el mismo valor (unos 299.793 kilómetros por segundo), en cualesquiera circunstancias. ¿Cómo podemos disponer las leyes del universo para explicar esto? Einstein encontró que para explicar la constancia de la velocidad de la luz había que aceptar una serie de fenómenos inesperados.

Halló que los objetos tenían que acortarse en la dirección del movimiento, tanto más cuanto mayor fuese su velocidad, hasta llegar finalmente a una longitud nula en el límite de la velocidad de la luz; que la masa de los objetos en movimiento tenía que aumentar con la velocidad, hasta hacerse infinita en el límite de la velocidad de la luz; que el paso del tiempo en un objeto en movimiento era cada vez más lento a medida que aumentaba la velocidad, hasta llegar a pararse en dicho límite; que la masa era equivalente a una cierta cantidad de energía y viceversa.
Espacio y tiempo se curvan

Todo esto lo elaboró en 1905 en la forma de la «teoría especial de la relatividad», que se ocupaba de cuerpos con velocidad constante. En 1915 extrajo consecuencias aún más sutiles para objetos con velocidad variable, incluyendo una descripción del comportamiento de los efectos gravitatorios. Era la «teoría general de la relatividad».

Los cambios predichos por Einstein sólo son notables a grandes velocidades. Tales velocidades han sido observadas entre las partículas subatómicas, viéndose que los cambios predichos por Einstein se daban realmente, y con gran exactitud. Es más, sí la teoría de la relatividad de Einstein fuese incorrecta, los aceleradores de partículas no podrían funcionar, las bombas atómicas no explotarían y habría ciertas observaciones astronómicas imposibles de hacer.

Pero a las velocidades corrientes, los cambios predichos son tan pequeños que pueden ignorarse. En estas circunstancias rige la aritmética elemental de las leyes de Newton; y como estamos acostumbrados al funcionamiento de estas leyes, nos parecen ya de «sentido común», mientras que la ley de Einstein se nos antoja «extraña».



Hola Invitado ! Recuerda leer Las normas del foro antes de postear.
avatar
Tricksy
Reyes Y Reinas
Reyes Y Reinas

Mensajes : 422
Monedas Magicas : 1820
Fecha de inscripción : 06/08/2013

Ver perfil de usuario http://horadeaventuras.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.